Guía sobre cerraduras biométricas para puertas

Guía para cambiar el bombín de un candado

Desde desbloquear nuestro móvil hasta acceder a una instalación de alta seguridad. Los sistemas biométricos permiten obtener acceso utilizando una o varias características físicas previamente registradas.

La huella dactilar, la forma del rostro, la retina o el patrón del iris, por ejemplo, son datos biométricos. Al ser únicos para cada persona estos sistemas garantizan niveles de seguridad muy elevados.

Las puertas de nuestros hogares son el nuevo campo de batalla de los fabricantes de sistemas de seguridad biométricos. Y aunque las cerraduras biométricas no sean precisamente nuevas, la novedad es que los precios se han desplomado y ahora están finalmente al alcance de todos.

Aquellos que estén considerando una renovación de la seguridad de sus puertas deberían considerar esta opción. La siguiente guía te presentará todo lo que necesitas saber sobre las cerraduras biométricas antes de elegir o comprar una.

¿Necesitas ayuda con tus cerraduras?

En CerrajeroPRO podemos asesorarte si estás en Barcelona

Excelencia – Profesionalismo – Calidad

¿Por qué instalar una cerradura biométrica en tu puerta?

Existen muchas razones para instalar un sistema de control de acceso biométrico. En primer lugar, su instalación elimina el riesgo de perder u olvidar las llaves, cuyo uso puedes evitar completamente.

La tecnología biométrica está en línea con las tendencias en domótica y hogares inteligentes. Este tipo de cerraduras incorporan formas avanzadas de acceso con teléfonos inteligentes, pines numéricos y dispositivos de identificación por radiofrecuencia (RFID).

Es posible permitir el acceso a una persona solo registrando sus datos, sin entregar ninguna llave a la persona. Padres, hermanos, hijos, abuelos e incluso vecinos, si lo considera oportuno, podrán tener acceso a uno o más espacios de tu residencia.

Adicionalmente, una cerradura biométrica permite autorizar la entrada de una persona específica en una franja de tiempo determinada, y denegarle automáticamente el acceso en cualquier otro día u hora.

En resumen, las cerraduras biométricas añaden comodidad de uso a una puerta. En resumen, se trata de una cerradura inteligente que puede mantener el nivel de seguridad que proporciona una cerradura tradicional sin necesidad de utilizar una llave.

¿Qué tipo de control de acceso es mejor?

Las huellas digitales son el sistema más utilizado para el control biométrico. Esto tiene que ver con la amplia disponibilidad de escáneres de huellas que existen, su fiabilidad y su bajo costo. Es muy común encontrar escáneres de huellas en muchas de las cerraduras inteligentes más vendidas.

El reconocimiento facial es la segunda tecnología biométrica más común, especialmente en el mercado asiático. Algunos problemas iniciales de fiabilidad han sido finalmente resueltos con el uso de la tecnología de reconocimiento 3D y la inteligencia artificial.

Sin embargo, los escáneres de iris aún se consideran el tipo más seguro de control de acceso biométrico. Pero no son particularmente adecuados para los usuarios domésticos, porque requieren cierto entrenamiento y los precios siguen siendo elevados. Esto limita su uso a entornos de máxima seguridad.

El estado de la tecnología actual hace al reconocimiento de huellas la opción más efectiva en términos de calidad, seguridad y precio. El reconocimiento facial es el siguiente reto de los fabricantes, que este año han introducido productos para el mercado doméstico.

Sin embargo, tal como se presenta el mercado actualmente, es una buena opción aprovechar la madurez tecnológica de los escáneres de huellas y su bajo precio.

¿Son seguras las cerraduras con huella digital?

Abrir la puerta con el toque de un dedo está muy bien. Pero, ¿es un lector de huella realmente más seguro que las llaves, las tarjetas y los transpondedores? ¿No podría ser burlado por una huella dactilar en una foto o en un trozo de cinta adhesiva?

Esto no nos debería preocupar con aparatos modernos y de alta calidad. La nueva generación de escáneres de huellas está equipada contra tales intentos de fraude y son muy capaces de reconocer la diferencia entre un dedo real y una simple imagen.

Los escáneres de huella más avanzados pueden incluso reconocer si la huella pertenece a un dedo que ha sido cortado. Esto se realiza mediante la detección del flujo sanguíneo, tal como ocurre en los sensores de ritmo cardíaco incorporados en algunos teléfonos móviles.

Si se elige una cerradura que requiera insertar un código o la presencia de un transpondedor o tarjeta, el asunto puede ser aún más complicado para cualquier intruso. Y el resultado será un hogar más seguro.

Somos expertos en seguridad

¡Contáctanos! sea que necesites un bombin nuevo, servicios de apertura o asesoría

Si me lesiono el dedo, ¿podré abrir una cerradura con huella digital?   

Una lesión en el dedo, un vendaje o simplemente los dedos sucios pueden provocar que la cerradura no reconozca la huella. Los fabricantes han pensado en este tipo de eventualidades y ofrecen diversas soluciones.

Todas las cerraduras inteligentes con sensores biométricos incorporan accesos de emergencia. En algunos casos solo basta introducir un pin numérico, o incluso una llave mecánica, para abrir la puerta

También existe una solución sencilla, aprovechar las múltiples posiciones de memoria que poseen estas cerraduras. En lugar de almacenar un solo dedo, se pueden almacenar cinco o incluso los diez dedos de cada habitante.

Si un dedo falla debido a una lesión, o si en algún momento es más fácil usar la otra mano, no hay problema.

¿Qué debo buscar en una cerradura biométrica?

Antes de comprar una cerradura biométrica e instalarla en tu puerta, es esencial conocer la tecnología para identificar aquellas con mejor relación calidad-precio. Estas son algunas de las características más importantes que deberías tener en cuenta al evaluar alternativas:

  • Tecnología de cierre: Existen principalmente dos tipos: relés magnéticos y cerraduras mecánicas motorizadas. Es preferible esta última por ofrecer un grado mayor de robustez.
  • Número de huellas dactilares que se pueden registrar: Al menos debería ofrecer un almacenamiento para 100 huellas únicas.
  • Resistencia a los factores ambientales: Esto es especialmente importante en cerraduras para puertas exteriores. Las cerraduras deberían funcionar en el rango de temperaturas extremas del lugar donde las instalará, además de ser resistente a las salpicaduras y al polvo.
  • Conexión a otros dispositivos de la casa: La posibilidad de conectarse a la casa y a internet abre las posibilidades para la gestión remota avanzada de la cerradura. Como mínimo debería disponer de conectividad Bluetooth para los teléfonos móviles.
  • Otras opciones de acceso: La posibilidad de desbloquear la puerta desde una app de teléfono móvil es una característica que muchos propietarios agradecen. El uso de un pin numérico y las llaves mecánicas también son bastante comunes y convenientes. 
  • Duración de la batería y ahorro de energía: La eficiencia energética de la cerradura es importante para la duración de la batería. Un mínimo de 10.000 usos antes de cambiar la batería es un punto positivo.

La resistencia física es un factor decisivo

No olvides que la cerradura biométrica de tu puerta debe ser físicamente segura. No es algo positivo que un intruso pueda simplemente apalancar el mango con un desarmador y abrirla. Algunas características pueden aumentar la resistencia y solidez de nuestra cerradura.

Si la cerradura tiene manija o pomo elige una cerradura que permita girarla libremente cuando la cerradura está bloqueada. De este modo no puede utilizarse como palanca para romper la cerradura.

La construcción debería ser sólida y en metal, y los elementos biométricos deberían estar bien protegidos del vandalismo y la intemperie. Otras características, como una alarma anti-manipulación, pueden ser positivas a la hora de disuadir a un intruso.

error: Content is protected !!