Guía para elegir un dispositivo antirrobo para tu coche

antirrobo coche

Los coches son costosos. Entre el propio coche, los impuestos, las inspecciones, los permisos y el seguro, un coche es probablemente la posesión más costosa de la mayoría de las personas. Los propietarios de coches los suelen considerar una inversión y desean protegerla.

El robo del coche es una de las amenazas a la seguridad de nuestra inversión. Para evitarlos, los fabricantes incorporan características de seguridad de serie que lo protegen cuando no estás cerca. Se trata de evitar el robo, pero también de disuadir al ladrón a intentarlo.

Hoy estaremos hablando de los robos a coches y especialmente de cómo evitarlos a través de dispositivos que se encuentran en el mercado. Pero antes encontrarás útiles los siguientes consejos para evitar el robo.

¿Necesitas ayuda con la seguridad de tu coche?

En CerrajeroPRO podemos asesorarte si estás en Barcelona

Excelencia – Profesionalismo – Calidad

Consejos básicos para evitar el robo del coche

El dispositivo antirrobo más barato y eficaz es utilizar correctamente el sentido común. Esto significa estar alerta para poder tomar las mejores decisiones. Los siguientes consejos pueden ayudarle a lograr esto.

  • Aparca siempre en lugares iluminados (si es noche) y/o transitados. Siempre que sea posible utiliza estacionamientos con cuidadores.
  • No dejes objetos de valor a la vista. Esto incluye móviles, bolsos, ordenadores portátiles y reproductores de música. Utiliza el maletero y lleva siempre una manta gruesa para cubrir tus objetos.
  • Las llaves jamás deben ser dejadas puestas en el coche. Ni siquiera cuando hagas una parada corta en la gasolinera.
  • Instala un dispositivo de seguridad. Además de protegerlo, estos tienen un efecto disuasivo, haciendo menos atractivo tu coche. También pueden reducir el costo de asegurarlo, así que se trátalos como una inversión.

Dispositivos mecánicos antirrobo

Alguna vez estos fueron los únicos dispositivos de seguridad que se podían instalar en un coche. Se trata de varios tipos de mecanismos que permiten inhibir o reducir la operatividad de los pedales, el volante, la palanca de cambios y de otras partes del coche.

Los inmovilizadores de volante y pedales son los más comunes. Este dispositivo se coloca sobre el volante, y algunos tienen una extensión para alcanzar los pedales y fijarlos en su posición. Por supuesto, el coche no puede conducirse hasta que se retire el inmovilizador.

Somos expertos en seguridad

¡Contáctanos! sea que necesites un bombin nuevo, servicios de apertura o asesoría

Una versión popular de este dispositivo se llama “The Club”. Este dispositivo se utiliza introduciéndolo entre los «radios» del volante. Luego debe extenderse y las manijas alrededor del volante deben asegurarse. El dispositivo impide que el volante pueda girar con libertad.

Es un excelente dispositivo antirrobo, recomendado para aquellas zonas en las que el objetivo del ladrón es robar el coche (y no los accesorios que contiene).

Otros tipos de dispositivos mecánicos antirrobo

Estos dispositivos son menos comunes que los anteriores, pero pueden ofrecer seguridad adicional en ciertos partes del coche, o en circunstancias especiales.

Bloqueo de capó

Se trata de una clavija que está hecha de tal manera que impide el acceso bajo el capó, bloqueando a los ladrones interesados en el acumulador u otras partes de su coche. Esto no evita que puedan robar el coche, pero sí costosos accesorios y partes.

Estas clavijas se aseguran con una cerradura, y se bloquean automáticamente al bajar el capó. Se necesita una llave para abrirlas. Si desea evitar que roben su coche, debe combinarla con un inmovilizador electrónico o mecánico adicional.

Bloqueo de la rueda

Estos elementos disuasorios son claramente visibles y difíciles de quitar. Suele ser usado por la autoridad para inmovilidad un coche infractor, pero también pueden adquirirse por particulares interesados en evitar un robo.

El esfuerzo y tiempo de colocarlas y removerlas es excesivo, y no son recomendadas para un uso diario.  Bajo este mismo nombre puede encontrar dispositivos que impiden retirar la rueda, lo que puede ser útil en el caso de que quiera proteger un neumático de repuesto externo.

Dispositivos electrónicos antirrobo

Los inmovilizadores electrónicos ya no son una novedad, pero han continuado evolucionando. Funcionan apagando o desactivando una parte del sistema eléctrico del coche, como por ejemplo el circuito de la bomba de combustible. Muchos coches nuevos lo traen de serie.

En aquellos que no lo traen de serie, la instalación suele ser muy sencilla. Una ventaja clara es su precio, que puede ser tan bajo como 30 euros sin la instalación.

Es importante que compruebe si la instalación, que requiere la manipulación del sistema eléctrico del coche, no invalida la garantía del mismo (en caso de estar vigente). Es posible que también necesite consultar con su aseguradora.

Sistemas antirrobo integrados en la llave

Muchos coches de hoy en día incluyen un sistema en la llave del coche que envía señales al ordenador a bordo del coche para permitir que el vehículo se encienda. Incluso si tienes un duplicado físicamente perfecto, el coche no reconocerá la llave y no encenderá.

Esto funciona utilizando RFID, o identificación por radiofrecuencia. Un pequeño emisor se encuentra en la llave, y comienza a emitir siempre que se acerque al encendido. Si su coche posee este tipo de llaves, es difícil que un ladrón común pueda llegar muy lejos.

Alarma sonora

Las alarmas sonoras son el dispositivo antirrobo más efectivo en muchos casos. A veces, «señalar» a un posible ladrón que tu coche tiene un sistema de alarma es suficiente para ahuyentarlo. Y la alarma sonora es el mejor aviso.

Las alarmas para automóviles tienen sensores electrónicos diseñados para activarse cuando un vehículo es violado: se abre sin autorización, se rompe una ventana o como resultado de movimientos bruscos y violaciones del perímetro.

Cuando los sensores detectan una amenaza, se activa una sirena (a más de 120 dB), que alerta al conductor del coche y a cualquier otra persona que esté a su alcance.

Los modelos de gama alta mantienen una comunicación constante entre el coche y el transmisor portátil y le avisarán que el vehículo está en riesgo. La gama de precios es amplia, comenzando desde los 150 euros.

Combinar esto con un cierre de capó puede aumentar la seguridad, pues si el ladrón desactiva el acumulador del coche la alarma no sonará. También puedes utilizar una batería de respaldo para la alarma.

Dispositivos de seguimiento GPS

Los dispositivos de rastreo electrónico ofrecen la localización en tiempo real del vehículo robado utilizando el GPS.  Estos dispositivos se venden bajo un contrato de servicio y tienen la reputación de ubicar muchos vehículos minutos después de haber sido robados.

Funcionan utilizando un receptor GPS conectado a una radio GSM que envía constantemente la ubicación a un centro de control. También puede recibir comandos que permiten detener el coche o evitar su encendido.

Se trata casi siempre de dispositivos costosos, que superan los 200 euros con la instalación. La suscripción suele rondar los 40 euros mensuales. Son muy efectivos para recuperar un coche robado, pero no para evitar el robo en primer lugar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
error: Content is protected !!