Guía para el mantenimiento de puertas de seguridad

Guía para el mantenimiento de puertas de seguridad

La puerta de seguridad es el sistema más importante que un inmueble dispone para defenderse de los intentos de los ladrones de entrar. Toda puerta de seguridad es un conjunto complejo de dispositivos y estructuras que trabajan conjuntamente para garantizar la protección de domicilios o negocios.

En muchos sentidos una puerta de seguridad se puede considerar un instrumento mecánico de precisión. Por esta razón es necesario realizar mantenimientos y ajustes periódicos en la puerta y sus mecanismos.

Si pensamos en su longevidad y en lo delicada de su función, es fácil comprender que, para asegurar su eficacia, o incluso mejorarla, es necesario comprobar que todas sus partes funcionen de la mejor forma posible.

Manteniendo y ajustando una puerta de seguridad

Hay 4 detalles constructivos de las puertas acorazadas a los que debemos prestar especial atención para garantizar un perfecto funcionamiento en el tiempo:

¿Necesitas ayuda con tus puertas de seguridad?

En CerrajeroPRO podemos asesorarte si estás en Barcelona

Excelencia – Profesionalismo – Calidad

  • Ajuste de las bisagras.
  • Juntas.
  • Cerradura.
  • Paneles de revestimiento.

Ahora veamos en detalle qué comprobar y cómo hacer los ajustes para mantener nuestra puerta de seguridad en perfecto estado de funcionamiento a lo largo de los años y, al mismo tiempo, garantizar un mejor grado de aislamiento acústico y térmico.

Ajuste de la bisagra de la puerta de seguridad

Todo el peso de la puerta se descarga en las bisagras. Y con puertas que pueden superar los 200 Kg no es algo despreciable el esfuerzo que realizan estos mecanismos, que aumenta exponencialmente cuando la puerta está en movimiento.

Con el tiempo y el uso puede ocurrir que las bisagras de las puertas de seguridad se muevan de su posición correcta, provocando la pérdida de la alineación ideal entre la puerta y el marco. Además del riesgo de rayar el suelo, el otro problema puede ser la dificultad para que el sistema de cierre haga correctamente su trabajo.

El ajuste de las bisagras no se recomienda para que lo hagan usuarios sin experiencia, por lo que es mejor contactar con un profesional. A continuación, encontrarás algunas recomendaciones e instrucciones generales que pueden resultarte de utilidad.

Somos expertos en seguridad

¡Contáctanos! sea que necesites un bombin nuevo, servicios de apertura o asesoría

Recomendaciones para el ajuste de las bisagras

Las bisagras que incorporan las puertas de seguridad modernas son ajustables en altura y holgura. Es un procedimiento que requiere pocas herramientas, pero bastante experiencia para hacerlo en un tiempo razonable.

El procedimiento general consiste en quitar el embellecedor inferior de la bisagra y aflojar el tornillo prisionero de la bisagra. Luego se utiliza una llave hexagonal para dar vueltas al perno que se encuentra en el eje de la bisagra hasta encontrar la altura apropiada. El ajuste máximo suele ser de alrededor de 5mm.

Para ajustar el ancho o la holgura de la puerta, la operación se realiza en los tornillos interiores de la bisagra que la ajustan al marco. Usualmente se requieren dos personas y la operación debe repetirse en cada una de las bisagras.

Al final, es importante recordar reponer los embellecedores y tapas decorativas, así como ajustar apropiadamente el tornillo prisionero de cada bisagra.

Mantenimiento de las juntas

Las juntas de las puertas de seguridad no solo garantizan la estanqueidad a las corrientes de aire y a la intemperie, también son importantes para lograr una puerta bien aislada térmica y acústicamente.

Estas juntas suelen sufrir desgaste y daños. El mal funcionamiento de las juntas provoca corrientes de aire y un aumento en el ruido percibido dentro de la vivienda. Además, se reflejará en mayores gastos de calefacción y refrigeración del inmueble.

El control de las juntas se puede realizar de forma sencilla interponiendo una hoja de papel, en varios puntos, entre la puerta y el marco. Se cierra la puerta y luego se intenta tirar de la hoja.

Si encontramos resistencia la junta está haciendo su trabajo, pero si se sale fácilmente hay que proceder a su ajuste o sustitución.

Juntas de espuma vs Juntas de goma

Existen básicamente dos tipos de juntas, unas de esponja y otras de goma que se parecen mucho a las de las puertas de los coches. Éstas últimas vienen en varias medidas y grosores, para adaptarse a distintas holguras y espacios.

Las juntas de esponja tienden a endurecerse y encogerse en pocos años, perdiendo su función de aislamiento. Las juntas de goma son más modernas, más caras, pero también tienen un mayor rendimiento tanto desde el punto de vista acústico y térmico.

Las juntas suelen ser autoadhesivas, pero el uso de la puerta puede aflojarlas de su posición. Muchos profesionales utilizan un adhesivo comercial para pegar las juntas, siempre que estén en buen estado.

Revisión de cerraduras de puertas de seguridad

El corazón de la puerta de seguridad es su sistema de cierre, que consiste en el bombín, la cerradura y todos los mecanismos de bloqueo.

Estos dispositivos deben ser siempre mantenidos con la máxima eficiencia y deben ser rápidamente intervenidos ante los primeros problemas de funcionamiento. 

Si una cerradura deja de funcionar y se bloquea, la reparación se vuelve compleja, costosa e incluso puede requerir una llamada de emergencia a un cerrajero.

En todo caso, el mantenimiento preventivo por parte de un profesional es preferible y no causa mayores molestias. Al ser sistemas de precisión es importante que no lubriques ni desarmes el mecanismo de cierre si no estás completamente seguro de lo que haces.

Mantenimiento de los paneles decorativos

Los recubrimientos para interiores suelen ser de laminado, no requieren mantenimiento y se pueden limpiar con un paño húmedo y un producto de limpieza no agresivo. Los revestimientos de aluminio tampoco necesitan mantenimiento y para la limpieza se procede como se ha indicado anteriormente para los paneles laminados

Es importante no utilizar solventes, pues pueden dañar la capa de pintura o debilitar el adhesivo del vinil. En el mercado existen varios productos que se pueden pulverizar sobre la superficie para limpiar el polvo y la suciedad adherida a los paneles.

Los más populares contienen un detergente y un protector de la pintura, para aplicar sobre la superficie limpia. Estos productos también pueden usarse sobre puertas y ventanas de madera.

Procedimiento de limpieza de los paneles

Las operaciones de limpieza deben realizarse cada 6 meses. El detergente se pulveriza y se limpia con un paño de microfibra. Una vez seco el panel debe extenderse el protector con otro paño de microfibra limpio y seco, extendiéndolo por todo el panel.

Si se descuida el mantenimiento, la recuperación del panel requiere un lijado total y la aplicación de un nuevo recubrimiento. Esta operación puede ascender a varios cientos de euros.

Bríndele atención y cuidado a sus puertas de seguridad

Una puerta de seguridad es un dispositivo que se ha vuelto cada vez más tecnológico y complejo con el paso del tiempo. Para garantizar que la puerta de seguridad cumpla con su función durante los próximos años, es aconsejable prestar un mínimo de atención al mantenimiento anual.

Se trata de operaciones pequeñas y sencillas pero cruciales y preventivas. Es cierto que una buena puerta dura mucho, pero como toda pieza mecánica, está sujeta a desgaste y unos minutos al año son realmente lo único que necesitan.

error: Content is protected !!