Guía para el mantenimiento de pomos y manillas

guía mantenimiento de pomos y manillas

¿Conoces la importancia de hacer mantenimiento en las cerraduras de puertas interiores? Casi todas las puertas de este tipo cuentan con manillas o pomos, que más que garantizar la seguridad, sirven para proporcionar privacidad a todos los miembros de la casa.

No obstante, los incidentes que ocurren al cerrarse una puerta no se hacen esperar, lo que depende en gran medida del estado de los dispositivos, la obsolescencia o el tiempo que lleven instalados. Uno de los incidentes más comunes es que quedamos encerrados, ya que la puerta se traba.

De una u otra forma, se hace necesario realizar mantenimiento a las manillas de puertas interiores, tanto para otorgar mayor durabilidad a estos elementos, como para evitar estos inconvenientes.

Por ello te mostramos una guía detallada que te permitirá acondicionar mejor las cerraduras de tus puertas interiores, e instalar los componentes que se dañen en caso de que sea necesario. ¿Te animas a saber más al respecto?

¿Necesitas ayuda con tus pomos y manillas?

En CerrajeroPRO podemos asesorarte si estás en Barcelona

Excelencia – Profesionalismo – Calidad

Pasos iniciales para arreglar la manilla

La manilla es el componente que suele deteriorarse con mayor frecuencia, por la cantidad de veces que abre y cierra una puerta. Es probable que tengas que sustituir esta manilla por una nueva, especialmente porque notarás que el tirador no funciona como antes.

Sea que sirva el pomo sirva o no, te mostramos los pasos iniciales que te ayudarán a realizar con éxito la reparación de esta pieza:

  • Engrasa la manilla con un aceite lubricante, por lo que te recomendamos que consultes antes con un cerrajero sobre la mejor grasa que debas aplicar. Este paso debería ser suficiente para que la manilla siga funcionando como siempre.
  • En caso de que esta estrategia no funcione, entonces tendrás que sustituir el pomo, y para esta tarea debes revisar cuál es el modelo, desinstalarlo completamente y llevarlo de muestra a la tienda de cerraduras, para que adquieras uno igual u otro que se le parezca.
  • Trata de elegir manillas en tonos dorados si tus puertas son de color marrón, o si las puertas son claras, las manillas plateadas son una buena elección. Trata de hacer una compra asertiva de manillas en función de los pomos que tengas instalados anteriormente.
  • Es importante que tengas contigo herramientas que te ayuden a realizar este trabajo con destreza, tales como destornilladores, el pomo nuevo, y aceite lubricante.

Arreglando el pomo de tu puerta interior

  • El primer paso que debes seguir es buscar los tornillos que sostengan la manilla de la puerta, los cuales se ubicarán en ambos lados de esta. Desatornilla a fin de retirar el embellecedor, que es la chapa externa del tirador, la cual a su vez lo protege de diversos daños.
  • Si necesitas un tirador con cerradura, debes cerciorarte que esta última sea segura, y que cuente con un buen tope para que no se desmonte fácilmente. Muchos tiradores incluyen un tope que se llama tetón, que se ajusta para desencajar el agarrador y quitar la bola.
  • En el momento que retires el pomo de la puerta, utiliza el destornillador y el tetón ajustado. El tetón tiene generalmente forma de botón, y funciona a manera de tope para que la barra que sostiene la manilla no se venga abajo.
  • Mantén pulsado el tope al mismo tiempo que halas la manilla hacia ti. Cuando logres que la barra de la manilla sobresalga más de lo normal, gira el pomo para desmantelarlo y separar la bola del resto de componentes.
  • Por último, reserva esta pieza para repetir en unos minutos el mismo procedimiento con el tirador, que se aloja al otro lado de la puerta.

Somos expertos en seguridad

¡Contáctanos! sea que necesites un bombin nuevo, servicios de apertura o asesoría

¿Cómo actuar si falla el pestillo?

Si por alguna razón el pomo de la puerta no funciona correctamente, es probable que la falla no se solucione con cambiar la manilla o el tirador. Es entonces cuando debes cambiar el pestillo a fin de desmontar el pomo pieza a pieza, y quitar la parte que no funciona.

  • Para sustituir el pestillo de la puerta, retira los tornillos que aguantan la chapa de la cerradura. El pestillo se ubica en la parte lateral de la puerta, y es el componente que calza con la pared, haciendo que la puerta permanezca cerrada.
  • En el momento que desatornilles la chapa, reserva los tornillos, quita la chapa, y con el destornillador trata de hacer palanca en la pieza que se encuentra dentro. De esta manera quitas el pestillero de la puerta.
  • Las partes de la manilla se pueden cambiar sin necesidad de sustituir el pestillo. Pero si lo que necesitas es cambiar el pomo, lo mejor que puedes hacer es quitar el viejo para verificar que la apertura de la pestillera sea la misma que la del tirador nuevo.
  • Una vez que hayas reunido todos los materiales y herramientas, puedes continuar instalando el resto de piezas. Comienza con el pestillero, insertando la pieza dentro de la puerta y ajustando los tornillos de la chapa que lo sujetan a esta.
  • Instala el embellecedor, colocando la barra de la manilla a través de este y la puerta, e inserta el tirador ajustando bien el tetón. Atornilla el pomo al embellecedor y asegúrate de que todo se sujete bien.
  • Encaja el pomo secundario, que es el que no lleva barra, no sin antes colocar el embellecedor. Ajusta el tope para que el agarrador quede bien instalado, y atornilla el embellecedor hasta que este quede bien ajustado.
  • Como nota importante, debes lubricar las manillas cada cierto tiempo para que estas duren el mayor tiempo posible y funcionen correctamente. Puedes complementar este mantenimiento, lubricando las bisagras de tus puertas.
error: Content is protected !!