¿Cómo quitar la silicona de nuestra cerradura?

¿Cómo quitar la silicona de nuestra cerradura?

Bloquear las cerraduras con pegamento a base de silicona, forma parte de los actos vandálicos más frecuentes e incómodos para muchos dueños de casas, negocios u oficinas.

Quitar esto fácilmente depende del tipo de sistema de seguridad que hayas instalado y del tiempo que haya transcurrido después que los malhechores hayan colocado la silicona en la cerradura o bombín.

En primer lugar es necesario que entendamos qué son las siliconas, y éstas son adhesivos híbridos (hechos de compuestos orgánicos e inorgánicos), o bien elastómeros resistentes en gran manera a las temperaturas elevadas y con alta capacidad elástica.

Muchas personas, antes de llamar a un cerrajero prefieren emprender ellos mismos la tarea de quitar la silicona. Esto se logra con disolventes profesionales o calor; claro que cualquiera de estas técnicas será efectiva dependiendo de su clasificación.

Teniendo en cuenta esta dificultad, lo mejor será asistirnos de una aguja o ganzúa que pueda extraer la mayor cantidad posible de silicona. Por supuesto, si la sustancia ha penetrado lo suficiente hasta llegar a los mecanismos de la cerradura, se recomienda cambiar todo el dispositivo.

Nadie se encuentra exento de estas calamidades, por lo que es necesario prevenirlas de cualquier forma posible, por medio de sustancias o con la instalación de dispositivos auxiliares.

Sin más preámbulos te mostraremos cuáles son los motivos por los que los maleantes colocan silicona dentro de las cerraduras, los tipos de silicona, y algunas recomendaciones que debes tener presente antes y después de que estos inconvenientes ocurran.

¿Tu cerradura ha sido víctima de algún acto vandálico?

En CerrajeroPRO podemos Ayudarte si estás en Barcelona

Excelencia – Profesionalismo – Calidad

Motivos para sellar con silicona las cerraduras

Para poder entender por qué sellar cerraduras con silicona representa un acto vandálico, tenemos que hacer referencia a la definición de vandalismo. El vandalismo consiste en la destrucción voluntaria, parcial o total de los bienes privados o públicos.

Éste involucra daños al patrimonio, actos de provocación y de activismo, acciones en internet, además de considerarse una forma de protesta social. No es secreto que la delincuencia se encuentra a sus anchas, y los robos no son los únicos eventos que corresponden a actos vandálicos.

En el caso de las protestas, los manifestantes suelen sellar con silicona la entrada de sitios para expresar su descontento por cualquiera que sea la razón. Han sucedido casos en los que se frena la entrada en escuelas, sitios de trabajo, entidades públicas y muchos otros lugares.

Ahora bien, si estos hechos tienen lugar en domicilios pueda que tengas un enemigo y no te hayas dado cuenta (o probablemente sí), pero lo cierto es que una cerradura bloqueada con silicona es un inconveniente que nadie debería padecer.

Los ladrones cuentan con muy pocos motivos para iniciar este tipo de ataques; sin embargo se instalan los mismos dispositivos que previenen los robos, independientemente del entorno en el que la cerradura es sellada.

Tipos de silicona presentes en el mercado

Silicona cerradura

Una vez que nos damos cuenta que este tipo de eventualidades suceden, lo mejor es llamar a un cerrajero para que realice el cambio de la cerradura en forma inmediata. Claro que muchos dueños toman atajos antes de llamar a un especialista.

Uno de estos atajos es tratar de sacar la silicona de la cerradura, pero para emprender esta tarea es necesario conocer los tipos de silicona que se encuentran disponibles en el mercado.

Tenemos la silicona termofusible, que es la que se derrite con el calor. Viene dispuesta a través de barras que se introducen en una pistola para silicona termofusible. Es muy económica pero se requiere de calor para disolverla.

Por otro lado tenemos las siliconas en forma de emulsión, que se emplean para conectar tuberías, grietas y para usos industriales. Contienen un solvente que se evapora dejando solamente la parte sólida que es la que hace posible la unión entre las partes despegadas.

Quienes cometen actos vandálicos prefieren la segunda opción, pues ¿Cuántos malhechores tienen disponible un enchufe para conectar la pistola termofusible? Y es que ambos silicones secan especialmente rápido, lo que funciona perfectamente para fines ilícitos.

¿Cómo prevenir la presencia de silicona en las cerraduras?

Una solución que resulta bastante económica es la lubricación periódica de los mecanismos de la cerradura con aceites especiales, para que la labor de despegar la silicona no represente mayores inconvenientes.

Pero si estos problemas ocurren de manera reincidente, lo mejor será invertir un poco más e instalar dispositivos de seguridad que protejan tu cerradura, como es el caso de los escudos magnéticos.

Estos escudos son ideales ya que ocultan la entrada del bombín de tu cerradura, y se requiere de una llave especial que permita la movilidad de la parte frontal del escudo, y puedas introducir finalmente la llave dentro del bombín.

Otra opción a considerar son las persianas domésticas motorizadas, las cuales abren y cierran por medio de mandos a distancia. Esto se puede complementar con sensores que adviertan la presencia del enemigo, y que ningún acto vandálico tenga lugar en tu propiedad.

Somos expertos en seguridad

¡Contáctanos! sea que necesites un bombin nuevo, servicios de apertura o asesoría

Importancia del mantenimiento de las cerraduras

Existe una manera de mantener el bienestar de tus cerraduras y puertas, y esto se logra implementando medidas que eviten todo el desgaste, o bien corregir pequeños daños antes de que se vuelvan todo un problema, como es el caso de las rupturas irreparables.

Todo este trabajo involucra la realización de revisiones periódicas que extiendan la vida útil de cerraduras y puertas. Otro aspecto a considerar es el arreglo inmediato de las cerraduras apenas se perciba el mínimo desperfecto o fallas a la hora de introducir la llave en el bombín.

También es preciso actualizar y mantener en buen estado cada uno de los componentes de la cerradura, tales como pernos, cierres, bisagras y muchos otros. Revisando, lubricando y limpiando cada elemento de la cerradura se prolonga el funcionamiento de nuestros dispositivos de seguridad.

Estas labores no necesariamente requieren que llames a un cerrajero, lo que significa que las puedes realizar por ti mismo. No toman mucho tiempo, además de que ahorras el suficiente dinero como para poder aprovecharlo en otras cosas.

No se precisa de herramientas muy sofisticadas, ya que la mayor parte del tiempo se utiliza para aceitar los elementos. Por supuesto que, en el caso de instalar dispositivos especializados, sí que debes apelar a la ayuda de un profesional de la cerrajería.

Da igual el nivel de riesgo presente en donde vivas. Con el simple hecho de tener enemigos en tu haber, te hayas metido en problemas, o ser el autor de cualquier injusticia ya eres candidato para que tu cerradura sea objeto de estos ataques.

Así que, permanece atento e invierte en seguridad para que este tipo de inconvenientes no te tomen por sorpresa. Garantiza tu tranquilidad y la de tus seres queridos instalando dispositivos que mantengan a raya eventualidades de esta naturaleza.

error: Content is protected !!