Cómo evitar que las cerraduras se atasquen

Cómo evitar que las cerraduras se atasquenNumerosos dispositivos de seguridad como cerraduras, bisagras, pasadores, etc., son piezas de puertas a las que se les debe prestar atención para que cumplan su función como es debido, en relación a la seguridad doméstica, comercial o empresarial.

Pero como nada es eterno, y tiende a deteriorarse con el uso, estos mecanismos necesitan ser sometidos a mantenimiento, ya que de lo contrario nuestra seguridad se vuelve frágil por las fallas que se puedan producir en estos elementos, especialmente en las cerraduras.

Un problema que vemos que se presenta con frecuencia en cerrajería son los atascamientos de las cerraduras. En caso de que quieras evitar que tu dispositivo pase por estos inconvenientes, es necesario que sigas algunos consejos.

Podemos entender que te encuentres renuente a seguirlos, pero a la larga esta omisión ocasiona que tu cerradura no funcione por completo y debas llamar a un cerrajero para que abra la puerta, ya que no siempre los usuarios disponen de conocimientos de cerrajería.

De momento nombraremos las causas más frecuentes de que tu cerradura sufra atascamientos, ya que conociendo la raíz del problema podremos tomar todas esas acciones que permitirán que tu cerradura funcione de la mejor manera posible.

¿Tus cerraduras necesitan reparación o mantenimiento?

En CerrajeroPRO Barcelona te podemos ayudar ¡Llámanos!

Excelencia – Profesionalismo – Calidad

Causas de los atascamientos en cerraduras

La puerta principal de tu casa o negocio es el elemento del que hacemos el mayor uso, y por lo tanto es el que más padece a causa del uso como bien dijimos anteriormente. Entramos, salimos, introducimos las llaves en el cilindro forzosamente y damos portazos.

De una forma u otra a la puerta se le da uso continuo, y el paso del tiempo viene a ser otro factor influyente en los daños de las cerraduras, específicamente de sus materiales. Y aunque se tenga instalada una puerta de seguridad, no significa que debamos ser descuidados con la seguridad.

En la actualidad se han venido sustituyendo bombines y cerraduras de serreta por ejemplares más seguros; pero incluso a éstos se les debe dar un uso responsable que no los vuelva susceptibles a los robos.

Las cerraduras de seguridad contienen piezas delicadas que se pueden desgastar y atascar con el uso. Esto se puede evitar si no queremos quedar estancados fuera de casa. El endurecimiento previo a los atascamientos se produce de manera progresiva, que impide el libre movimiento de las llaves.

Dicho endurecimiento nos conduce a manipular la copia de llaves con mayor violencia, donde finalmente terminamos forzando y empujando la puerta, empeorando aún más el estado en que se encuentra la cerradura.

Y si hay algo peor que quedarse fuera, es que se rompa la llave dentro del bombín, y por fuerza debemos llamar a un especialista para que resuelva esta emergencia. Por ello se deben tomar acciones cuando inicia el endurecimiento de la cerradura.

¿Cómo se produce el endurecimiento en cerraduras?

En cuanto a los endurecimientos, podemos decir que existen dos causas fundamentales que son, la introducción de polvillo en la cerradura, arena y otros materiales de tipo abrasivo y secante. Otra causa de endurecimiento es la pérdida de la lubricación.

Estas dos causales se pueden combinar, de manera que al final una cerradura con escasa lubricación puede acumular residuos de polvo mezclado con el poco lubricante presente. Como consecuencia se forma una pasta corrosiva que ocasiona desgastes y erosión.

La erosión se produce en los mecanismos internos de la cerradura, observándose finalmente cómo los mecanismos de la cerradura empiezan a verse afectados, dificultándose el movimiento de éstos además de la introducción de la propia llave.

¿Cómo podemos evitar los atascos en las cerraduras?

Debes saber que ninguna cerradura se encuentra libre de atascarse, aunque las posibilidades de atascamiento son más elevadas en las cerraduras que tienen poco uso. En caso de que tengas una casa de verano, la cerradura en cuestión es más propensa a atascarse que la de tu vivienda habitual.

Este mismo fenómeno sucede con cerraduras de poca utilización en tu domicilio, como por ejemplo las de la despensa o trasteros. También estos atascamientos suelen observarse en candados de almacenes y cobertizos.

Y ya que nos interesa que no padezcas en lo posible este tipo de inconvenientes, te mostramos una serie de consejos que te ayudarán a evitar que las cerraduras se atasquen.

Engrasar las cerraduras y las llaves

Si llegas a notar que tu cerradura da señales de atascamiento, es indispensable que engrases correctamente tanto las cerraduras como las llaves, ya que de ser así ambos elementos volverán a funcionar correctamente, evitando cualquier clase de problemas con las cerraduras.

Para engrasar las cerraduras sólo tienes que hacer lo siguiente; toma un pincel e imprégnalo con un poco de aceite. Luego aplica el aceite en las zonas de la cerradura en las que exista contacto. Ya colocado el aceite, introduce la llave y mueve la cerradura para que el aceite engrase todo.

En caso de que no quieras untar con aceite tu cerradura, considera la posibilidad de engrasar con aerosoles o grafito. Ahora bien, sé cuidadoso a la hora de usarlos, pues de no ser así se corre el riesgo de dañar la cerradura, y el trabajo que hayas hecho se habrá perdido.

Para evitar cualquier inconveniente, apenas notes que la cerradura empiece a dejar de funcionar, engrásala suavemente para que todo vuelva a la normalidad.

Usar parafina

En este método debes contar con parafina y agua caliente. Para iniciar la labor, sumerge la llave en agua caliente y a continuación en parafina, teniendo en cuenta que la parte que se introduce en la cerradura es la que vas a poner en contacto con la parafina.

Una vez impregnada la llave con la parafina, es momento de introducirla en el bombín. La parafina tiene propiedades lubricantes, facilitando que la cerradura funcione correctamente en la mayoría de los casos. Este sistema ayuda a resolver problemas graves de atascamientos.

Usar minas de lápiz

En el caso de las minas de lápiz, se recomienda su uso cuando los atascamientos sean leves. Como paso inicial pinta los dientes o canales de la llave, y luego introdúcela en la cerradura.

La mina del lápiz también cuenta con facultades lubricantes, ayudando a tu cerradura a funcionar con total normalidad. Es importante que uses esta técnica para fallas menores, pues de nada servirá que deshagas minas de lápices.

Somos expertos en seguridad

¡Contáctanos! sea que necesites un bombin nuevo, servicios de apertura o asesoría

 

Quitar la cerradura de la puerta

Muchos propietarios recurren a la solución de quitar la cerradura, a fin de evitar que ésta siga bloqueando el acceso en la casa o negocio. Como consecuencia se genera inseguridad en los espacios, sobre todo si no se instala bien la cerradura, o simplemente no se le instala.

Esto hace que cualquier persona pueda ingresar en los entornos, sin que haya mecanismos que impidan esta calamidad. Aunque se trata de una idea poco usada, no se recomienda su aplicación por más que la idea te haya pasado por la mente.

Reparar la cerradura con un cerrajero

Llamar a un cerrajero es el último recurso, pero pueda que no quieras llamarlo ya que sus servicios cuestan dinero; sin embargo hay ocasiones en las que no debes postergar la decisión. En caso de aplicar los consejos anteriores y ninguno te dio buenos resultados, entonces llama a un profesional.

Contacta a un cerrajero, haciendo la previa solicitud de un presupuesto. Si el cerrajero es confiable cobrará un precio justo por sus servicios, además de que realizará un trabajo excepcional.

Claro que si la cerradura se encuentra muy deteriorada u obsoleta, entonces no queda otra sino cambiarla por una nueva. Para ello, el profesional de la cerrajería te sugerirá sustituirla, así que es necesario que tomes una decisión que garantice tu seguridad.

Cómo evitar que las cerraduras se atasquen
5 (100%) 1 vote

Cuál es el tipo de llave mas seguro
error: Content is protected !!